Inicio Running ¿Cada cuánto hay que cambiar las zapatillas de running?

¿Cada cuánto hay que cambiar las zapatillas de running?

Nuestras zapatillas tienen una vida limitada, por lo que es imprescindible saber cuándo ha llegado el momento de comprar unas nuevas

Publicado: Actualizado el
Zapatillas de running viejas

Las zapatillas de running cada vez son mejores. Son más resistentes, más ligeras, se fabrican con mejores materiales, tienen mejor amortiguación… (y también son más caras). A pesar de todo, aún no se ha inventado la zapatilla para correr que aguante toda una vida, así que una de las compras obligadas que tenemos los runners cada cierto tiempo es la de unas nuevas zapatillas para nuestros entrenamientos y competiciones.

La respuesta a la pregunta de cada cuánto tenemos que cambiar nuestras zapatillas de running no es tan sencilla de responder como dar una cifra y ya está, pero si así fuera, el dato mágico es 1.000 kilómetros, después de esta cifra nuestras deportivas estarán para la jubilación, que en nuestro caso es usarlas para pasear o limpiar la casa.

Como decimos, la respuesta no es tan fácil como dar un número redondo porque depende de múltiples factores:

  • Tipo de corredor: Si eres un corredor con buena técnica podrás apurar más la vida de tus zapatillas, por el contrario, si eres un “amortiguado”, tu herramienta tenderá a deteriorarse más fácilmente. Por lo tanto, tu estilo de correr también influye en la distancia que puedes correr antes de cambiar de zapatillas.
  • Tu pisada: No hay dos corredores que tengan exactamente la misma marcha o pisada. Si no estás seguro de la forma en que tus pies golpean el suelo, echa un vistazo a la suela de tus antiguas zapatillas de correr y comprueba si la parte delantera o el talón es la que más se desgasta.
  • Peso: Los corredores más fuertes y corpulentos tenderán a deformar sus zapatillas más rápidamente. Es la ley de la gravedad.
  • Calidad de las zapatillas: Las mejores zapatillas aguantan más. Y sí, las más caras suelen ser las mejores.
  • Kilómetros: Evidentemente no tendrá la misma necesidad de cambiar sus zapatillas el corredor de 5k que el de maratones.

¿Cómo saber cuando tenemos que cambiar nuestras zapatillas de running?

Las zapatillas se pueden estropear por varios puntos, pero normalmente los más críticos a simple vista son la suela y la costura. Esta web explica de forma visual con ilustraciones como comprobar el desgaste de nuestra zapatilla. Ojo especial con la mediasuela, la capa de la zapatilla situada por encima de la suela y que también acusa bastante el desgaste.

Comprobar el desgaste de las zapatillas de running
Comprobar el desgaste de las zapatillas de running | Foto: labolsadelcorredor.com

Estado de la suela

Es fundamental que nosotros como corredores ejerzamos de vigilantes sobre nuestras zapatillas y comprobemos periódicamente el estado de la suela. No puedo imaginar a un conductor que no compruebe el estado de sus neumáticos, pues esto es igual de importante para que entrenemos de forma segura y saludable. Es importante también que llevemos un seguimiento de nuestros entrenamientos y km recorridos. Así será más fácil reparar en cuando debemos comprar unas nuevas zapatillas de running.

Personalmente, yo estreno zapatillas una vez al año, pero cada corredor es un mundo y con estas pautas cada uno debe ser consciente de cuando estrenar nuevas herramientas.

Otras señales

Otras señales que deberás tener en cuenta para saber si cambiar tus zapatillas:

  • La entresuela es demasiado blanda y se hunde fácilmente bajo presión o pueden verse pliegues longitudinales.
  • El talón se vuelve móvil y menos resistente.
  • Los dedos de los pies se desgastan a través de la puntera y la parte superior del zapato puede romperse.
  • Una o ambas zapatillas ya no se mantienen rectas cuando se colocan en una superficie plana.
  • Sientes un mayor dolor muscular después de correr.

Aunque como decíamos las zapatillas cada vez son mejores, con el uso prolongado se desgastan y su capacidad para recobrar la forma después de cada zancada se pierde. Esto puede acentuar y favorecer la aparición de lesiones, especialmente de rodilla y espalda. Si tienes cualquier duda sobre cuándo debes cambiar tus zapatillas, puedes leer nuestra guía sobre cómo elegir tus nuevas zapatillas de running.

TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Carlos 30/04/2016 - 3:49 pm

Muy interesante

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.