Inicio Running Cómo atarse los cordones de las zapatillas para correr

Cómo atarse los cordones de las zapatillas para correr

Estas técnicas mejorarán la sujeción de tu pie y te ayudarán a enterrar con mayor comodidad

Zapatillas running cordones

Es posible que nunca te hayas planteado cómo debes atarte los cordones para correr y siempre lo hayas hecho al estilo más tradicional, ese que utilizas para el resto de zapatillas. Pero eso no es lo mejor. En Runfit os hablamos de la importancia de atarse los cordones para correr de una manera correcta y, sobre todo, cuáles son las mejores maneras de hacerlo.

Estas pequeñas técnicas mejorarán nuestra comodidad a la hora de practicar running y harán que nuestros pies se sientan más seguros y con más agarre. Así que, no pierdas detalle de todo lo que te vamos a contar en este post.

Conoce tu pie

Como cada uno de nosotros somos diferentes y tenemos cuerpos diferentes, lo primero que tenemos que hacer es conocer cómo son nuestros pies. De igual manera que no sirven las mismas zapatillas de running para todos los corredores, tampoco sirven las mismas técnicas para atarse los cordones. Quizá nunca le hayas prestado atención a si tienes los pies estrechos, anchos o más estándar. Pero, este es el momento de saber cómo son tus pies para elegir la manera correcta de atarte las zapatillas.

Si no sabes cómo tienes los pies, lo mejor es que pruebes con las zapatillas de running que usas habitualmente para ver cómo es el agarre en el empeine y si necesitas destensar o tensar más los cordones de las mismas. En base al tamaño de tu pie, que en este caso importa más el ancho que el largo, entonces te servirán unas técnicas de atado u otras.

Cómo atarse los cordones para correr si tienes los pies estrechos

Si tienes los pies estrechos y sientes que la zapatilla te baila ligeramente o que necesitas apretarla más, atento a estos consejos. Lo primero de todo es que quites los cordones según vienen atados. Los agujeros más cercanos a la puntera los uniremos formando una línea horizontal, que es el atado clásico. Mientras que en los siguientes los uniremos formando pequeñas X dejando los puntos del medio libres.

Atarse los cordones para pies estrechos

Cómo atarse los cordones para correr si tienes los pies anchos

Si tenemos los pies más anchos, hay que buscar una manera de dejar más liberados los agujeros centrales, para que nuestro pie se sienta más liberado. Así, la circulación será mejor y no sentiremos esa presión incomoda que luego se traduce en dolores o en tener que parar porque no nos sentimos cómodos corriendo.

Por otro lado, puede que lo que tengamos más grueso sea justo la parte de los dedos, más que el empeine. Si es así, también existe otra técnica que consiste en dejar liberados los puntos más cercanos al empeine. Es decir, no pasaríamos los cordones por ahí para darle una mayor amplitud a nuestro pie y que se pueda sentir más liberado.

Atarse los cordones para pies anchos

Atarse los cordones para sujetar mejor el tobillo

Probablemente te haya pasado que no sientes que llevas el tobillo lo suficientemente sujeto y eso no te da seguridad en la pisada e incluso hace que se te pueda torcer el pie en algunas ocasiones.

Hay un truco que consiste en utilizar los agujeros más altos de la zapatilla a modo de lazo para darnos una mayor sensación de agarre y así tener una sensación de seguridad en la pisada mayor. Lo positivo de esta última manera es que puede ser combinada con las anteriores para adaptar el ancho del pie sin perder la sujeción de nuestro tobillo.

Haz pruebas y decide tu mejor forma de atarte los cordones

Para dar con la forma más cómoda de atarnos los cordones para correr tendremos que recurrir al viejo truco de la prueba y error. Es decir, podemos probar todas las formas vistas anteriormente hasta ir encontrando la que nos resulta más cómoda para nosotros. Además, en este punto, lo tensos que estén los cordones también importa. Así, no solo tendremos que tener en cuenta la colocación que antes hemos mencionado, sino también la tensión que le demos a nuestros cordones.

Nuestra recomendación es que vayas probando, haciendo pequeñas carreras con las diferentes formas de atarse los cordones para correr hasta ir dando con la forma más cómoda y adecuada en base al tamaño de nuestro pie. De esta manera, será mucho más fácil salir a correr e incluso poder realizar carreras más largas como medias maratones o maratones. Pero, nunca dejes de prestarle atención ni al tipo de calzado, ni a los cordones, ya que los pies son de lo más importante a la hora de correr.

Cómo atarse las zapatillas de running para tener mejor sujeción

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.