Inicio Running ¿Te puede la pereza al salir a correr o necesitas un día más de descanso?

¿Te puede la pereza al salir a correr o necesitas un día más de descanso?

Encontrar el punto óptimo entre la motivación, la recuperación y la disciplina puede ser complicado, pero es fundamental para convertirse en un runner

Publicado: Actualizado el
Pareja joven descansando en la cama

La mayoría de los corredores habituales lo han experimentado alguna vez: tienes programada una carrera que te hace ilusión, pero no estás preparado, ni mental ni físicamente. Te pones la alarma para salir a entrenar y las piernas te pesan demasiado.

Si alguna vez has dudado de si es mejor salir a correr o volver a meterte en la cama, no estás solo. Es una duda que todo runner tiene en algún momento durante el año. Pero ten cuidado, aunque para seguir un plan de entrenamiento e intentar alcanzar nuevos objetivos personales se requiere disciplina y constancia, los corredores también deben ser cautos para evitar el sobre entrenamiento y las lesiones.

Vence la pereza

La falta de motivación para salir a correr puede significar una variedad de cosas, desde la simple fatiga general o el estrés mental, hasta problemas más serios. También puede tratarse simplemente de una falta de energía debido a la falta de sueño, dormir mal, una mala recuperación o excesos en los días previos. Correr puede parecer una tarea monumental algunos días y, sin embargo, otros días parece que flotamos sobre el asfalto.

Lo ideal es encontrar el punto óptimo entre la pereza y la disciplina. Poder salir a entrenar en condiciones desagradables, como un día ventoso o de lluvia, o cuando uno se siente un poco perezoso, puede ser difícil, pero el resultado post entrenamiento te llenará de endorfinas y energía positiva para toda la semana.

Vencer a la pereza y a los pensamientos negativos durante el ejercicio es uno de los principales obstáculos que tienen los runners, especialmente los primerizos o que empiezan a correr desde cero.

Si te cuesta encontrar una motivación en RunFit te aconsejamos que te registres para alguna carrera. Tener una meta en el calendario te ayudará a mejorar tu estimulación, así como la calidad de tus carreras.

Escucha tu cuerpo

Pero ten cuidado, si durante los primeros kilómetros de entrenamiento no te sientes con las mejores condiciones y te pesan demasiado las piernas, no pasa nada por parar. Más vale perder una batalla que perder la guerra. Y en este caso la guerra puede ser una lesión que nos impida salir a correr durante semanas.

Conclusión

El equilibrio entre la constancia, la dedicación a los entrenamientos y saber cuándo es el momento de tomarse un día (o una semana) de descanso adicional, se consigue mejor con la práctica a lo largo del tiempo. A medida que ganamos experiencia, aprendemos lo que nuestro cuerpo necesita y nos sentimos más seguros a la hora de hacer ajustes.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.