Inicio Salud Deportiva Mejores ejercicios y consejos para descontracturar el trapecio

Mejores ejercicios y consejos para descontracturar el trapecio

El estrés, la ansiedad y el sedentarismo pueden provocar que los músculos del trapecio se tensen causando una excesiva contracción del mismo

Trapecio, espalda

El trapecio es uno de los músculos de nuestro cuerpo que más trabajan, por lo que es común que puedan aparecer molestias y contracturas con frecuencia. Por ello, en este artículo te mostramos algunos ejercicios y estrategias que puedes seguir para descontracturar el trapecio en el menor tiempo posible.

De esta forma, podrás aliviar el dolor muscular y evitar una lesión mayor, además de prevenir futuras contracturas. Pero antes de conocer los mejores ejercicios y consejos para descontracturar el trapecio veamos cuáles son sus principales causas.

¿Por qué aparecen las contracturas en el trapecio y cómo detectarlas?

El trapecio se ubica a ambos lados de los hombros y constituyen un sostén muy importante para la cabeza. El músculo baja por el centro de la espalda hasta llegar a la parte baja de la caja toráxica. En este sentido, no es de extrañar que múltiples causas generen contracturas en dicho músculo, pero veamos a continuación algunas de las principales razones.

  • Vida sedentaria.
  • Mala postura.
  • Estar mucho tiempo frente al ordenador.
  • Esfuerzo excesivo.
  • Artrosis.
  • Golpes en los hombros o en la cervical.
  • Movimiento brusco del cuello.

Aunque en la mayoría de las ocasiones notaremos que la zona tiene una contractura debido a las molestias o dolores que sentimos, también existen otras señales que puedes tener en cuenta.

Si sientes una punzada en el trapecio al momento de girar el cuello es probable que la zona se encuentre afectada por una contractura. De igual forma, si el cuello pierde movilidad o esta se reduce, también puede ser una señal de la existencia de una contractura.

Otra de las áreas en las que puedes sentir dolores o molestias ante una contractura de trapecio es la espalda. Si tienes algunos de estos síntomas es probable que necesites descontracturar el trapecio con los ejercicios que te mostramos a continuación.

¿Cuáles son los mejores ejercicios para descontracturar el trapecio?

Antes de realizar cualquier acción para descontracturar el trapecio es recomendable visitar a un especialista que pueda diagnosticar la contractura y determinar el tratamiento más adecuado. No obstante, desde casa, la oficina, el gimnasio o donde quieras, es posible llevar a cabo algunos ejercicios o actividades que permitan aliviar el dolor e incluso descontracturar el músculo.

Vídeo: cómo fortalecer el trapecio

Automasaje de trapecio y espalda

Si vives solo o no tienes tiempo para ir con un fisioterapeuta o masajista puedes aplicar la alternativa del automasaje de trapecio y espalda. Existen cilindros de automasaje en los que solo debes acostarte sobre ellos y moverte en diferentes direcciones.

De igual forma, puedes utilizar una pelota relativamente dura y presionarla por todo el músculo y la espalda de la misma forma en la que se utiliza el cilindro, o bien con tus propias manos si consigues realizar este movimiento.

Estiramientos de cuello y hombros

Los estiramientos diarios constituyen un efectivo ejercicio para descontracturar el trapecio y evitar futuras contracturas. Para ello, solo tienes que llevar el ombligo hacia la columna vertebral y bajar la cabeza para relajar el cuello.

Movimientos de cuello y hombro

Al igual que los estiramientos, los movimientos de cuello y hombro que se suelen realizar para calentar el cuerpo antes de entrenar, también constituyen buenos ejercicios para descontracturar el trapecio. Intenta realizar movimientos completos dependiendo del nivel de molestia o dolor que tengas en el músculo.

Bolsa fría en la zona afectada

Otra recomendación de los expertos es aplicar frío en el trapecio con el objetivo de desinflamar la zona, aliviar el dolor y disminuir la intensidad de la contractura. Para ello puedes utilizar una bolsa congelada de guisantes o de otro tipo y envolver la misma en una toalla para proteger la piel durante la aplicación.

Estas son algunas de las alternativas que te proponemos para descontracturar el trapecio, disminuir el dolor o prevenir futuras molestias. Recuerda además que, si realizas ejercicio diariamente, debes disminuir la intensidad de las rutinas tanto en peso como en repeticiones, con el objetivo de recuperar la zona afectada en el menor tiempo posible.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.